Descontrol AlimentarioMitos y Falsas Creencias Alimentarias

¿Por Qué las Dietas NO Funcionan?

¿Por Qué las Dietas NO Funcionan?

 

Suficiente evidencia hay que las dietas restrictivas para bajar de peso llevan a la re ganancia de peso a lo largo del tiempo y a la vez aumentan niveles de depresión y de insatisfacción corporal.

También está asociado con desajustes en indicadores bioquímicos de salud como niveles de colesterol y sensibilidad a la insulina.

Si las dietas tuvieran que enfrentar una prueba de seguridad así como los medicamentos jamás hubieran sido aprobadas por los organismos de seguridad.

8 razones por las que las dietas o la mentalidad dietante no funcionan 

 

  1. La rigidez/Insostenibles a largo plazo

La mayoría son demasiado rígidas para mantenerlas a largo plazo, como no son sostenibles a largo plazo, cualquier cambio que hayas hecho sólo será de corta duración.

 

  1. Desconectan de las señales internas del cuerpo

Las dietas y las reglas alimentarias te desconectan de las señales internas y propias de tu cuerpo, te hacen desconfiar de tus avisos de hambre y saciedad.

En vez de confiar y conectarte con cuestiones internas, todo está puesto en el control externo.

Las dietas te dicen que comer, como comer, cuando comer.

Cada uno es capaz de saber lo que necesita estando conectado a estas señales.

 

  1. La restricción/Cambios químicos, psicológicos y hormonales

La necesidad de comer es una de nuestras necesidades humanas más básicas, si no estás comiendo lo suficiente, tu cuerpo provoca cambios químicos en el cerebro, cambios a niveles psicológicos y cambios en las señales hormonales que te llevan a buscar comida y comer por supuesto.

 

  1. Se enlentece el metabolismo

Cuando no estás comiendo lo suficiente, tu metabolismo se enlentece, recibe poco, gasta poco.

Después de repetidos intentos con dietas, el metabolismo de una persona puede no recuperarse completamente.

Para sostener la pérdida de peso hay que seguir comiendo poco.

Lo que se pierde básicamente es músculo y esto reduce aún más el metabolismo y lo peor de todo es que con cada pérdida y ganancia de peso se recupera grasa y ya no músculo.

 

  1. Los atracones

La privación aumenta e impulsa el deseo, esto se conoce como el efecto de la fruta prohibida.

Es psicología humana básica querer lo que no podemos tener.

Esto causa predeciblemente sobre-alimentación y comida compulsiva conductas desencadenadas por factores psicológicos y fisiológicos.

La privación alimentaria hace que tu cerebro libere el neuropéptido Y, lo que aumenta los antojos de alimentos ricos en carbohidratos.

Irónicamente, muchas personas creen que la compulsión es el problema y así vuelven a restringir, cuando en realidad es la restricción que desencadena la compulsión.

 

  1. La obsesión

La dieta hace que te obsesiones con la comida.

La  comida se ve mejor, huele mejor, sabe mejor.

Esto se demostró claramente en un estudio realizado por Ancel Keys, donde las personas fueron sometidas a una dieta con un cierto nivel de restricción.

Esta obsesión por los alimentos quiebra tu relación con los alimentos y te lleva a tener una mala relación con los mismos.

Se supone que las dietas las hacés para bajar de peso pero resulta ser que las investigaciones muestran que es el mayor predictor de aumento de peso.

 

  1. El aislamiento social

La dieta te aisla socialmente, genera mucha ansiedad el hecho de evitar comer lo que se presenta en cada evento, en cada encuentro familiar, inclusive te motiva a dejar de salir para “evitar tentaciones”

 

  1. Fobia a la gordura

Las dietas promueven una fobia a la gordura y esto a su vez refuerza el estigma del peso y la búsqueda de la perfección en las formas.

La creencia de que la delgadez es sinónimo de salud, hay mucha obsesión disfrazada de salud con tantos gurús dando vueltas en medios y redes sociales.

Aparentemente la delgadez representa ser atractiva y exitosa.

Tanto así que si cualquiera de nosotras no está ahí nos metemos a la primera dieta que pase por el camino con el fin de cumplir con los estándares. 

 

¿Te sentiste identificada con algunos de los efectos de las dietas?

 

¿Con todo lo que leíste no te parece que es momento de hacer las cosas de una manera diferente?

 

Desde Joyful queremos que te olvides de las dietas y que comiences a construir una relación sana y positiva con tu cuerpo 😉

 

Si vos deseas conocer cual es tu relación actual con la comida, el cuerpo y las emociones, te invito a que

>>> Accedas Gratuitamente al Test Joyful  <<<

Cariños,

Adriana Vargas

Nutricionista y Creadora de Joyful